Consejos para tus chips

Consejos de una ex golfista

Debbie Steinbach es una ex golfista del LPGA Tour y creadora de los programas de instrucción para mujeres golfistas de Venus Golf. Para más información, visitá www.venusgolf.com.

Aquí sus consejos:

Los movimientos del chipping y el putting son lineales por naturaleza.

Con esto me refiero a que la cara del palo permanece en escuadra a la línea del objetivo, nunca se debe abrir o cerrar como sí sucede en los movimientos de swing completos que hacemos desde el fairway y el tee. Más aún, la trayectoria del golpe no tendría que desviarse de la línea del blanco. Tomar conciencia de estos datos puede ahorrar muchos dolores de cabeza a los golfistas aficionados alrededor del green, adonde la mayoría de los golfistas principiantes golpean la pelota con la técnica o el movimiento del swing completo dejándoles un putt mucho más largo que el que precisan.

El mejor consejo que les puedo dar es pensar en su técnica de chipping como un movimiento lineal y estricto.

En otras palabras, intentar esmerarse lo mayor posible para mantener la cabeza del palo en escuadra desde el inicio del movimiento hasta el final, y así lograr que el swing continúe en línea al objetivo.

Intentá crear una verdadera línea imaginaria en el movimiento de chipping posicionando tus manos en el wedge de la misma forma que lo harías en el putter.

Toma el grip con tus dedos de manera que los pulgares queden mirando directamente hacia abajo, o sea, en el punto entre donde termina el grip y comienza la vara. Probá un par de golpes de chipping y analizá cómo la posición de las manos en el grip -como si fuera un putter- facilita que el swing viaje de manera más lineal en la trayectoria hasta el blanco.

Posicioná tu cuerpo en torno a la pelota como si fuera el mismo stance que realizás a la hora de pegar con el putter.

Hacélo con tus ojos puestos en la pelota de golf. Para que el chip salga en una real línea recta, mové tus hombros y hacé un barrido hacia atrás con el palo hasta llegar a la pelota. Vas a notar que la cabeza del palo se abre o cierra muy poco, o casi nada. Practicá varias veces este movimiento y en muy poco tiempo el mismo se convierte en uno muy simple y lineal y de fácil control.
 
Fuente: www.golftipsmag.com | Traducción: OneUpGOLF - Nov 2011

Comentarios